LLega el otoño

Actualizado: 17 jun 2021


Ya está aquí el otoño! y con él llegan algunos cambios, algunos cuidados que tener en cuenta y nuevas fiestas que celebrar! y que mejor lugar para celebrar estas fiestas que en Barcelona, donde un crisol de culturas se aúnan abriendo un amplio y colorido abanico de posibilidades culturales que disfrutar!

Además es el momento en que la temporada alta se acaba y los precios de nuestros Apartamentos són más asequibles.

Te dejamos con unos tips para que profundices en esta temporada! y os aconsejamos que nos sigáis de cerca, os iremos ampliando la información más detalladamente de eventos que ocurre en nuestra querida y pluricultural ciudad!

El otoño en el mundo

El otoño es una de las cuatro estaciones del año y ocurre como una transición entre el verano y el invierno. En el hemisferio boreal empieza a finales de septiembre y termina a finales de diciembre. Esto es, entre el equinoccio otoñal y el solsticio de invierno.

Mientras que en el hemisferio sur, el otoño ocurre entre la última semana de marzo y la última de junio, como en Australia y Nueva Zelanda.

En Asia oriental, en cambio, se inicia en la segunda semana de agosto y termina durante la primera semana de noviembre.

En Irlanda ocurre algo particular, aunque el servicio meteorológico nacional asegura que el otoño ocurre durante septiembre, octubre y noviembre, las tradiciones gaélicas antiguas dictan que en realidad es durante los meses de agosto, septiembre y octubre que se experimenta la citada estación.

Se trata de una estación de bajas temperaturas y de corta duración, en comparación a la duración de las demás estaciones.

Etimología

De acuerdo con algunos lingüistas, se trata de una palabra de raíz etrusca (autu) que refiere al paso del tiempo. Su nombre proviene del latín “autumnus”, palabra que se ha vinculado a la raíz “augeo-”: aumentar.

De este modo, los etimologistas latinos explicaban la palabra como “auctus (participio pasado de augeo) annus”: el aumento o la plenitud del año. Compárese con el castellano el término "auge", que proviene de idéntica raíz.​

Otros autores como Breyer y Ernout-Meillet, vinculan la palabra latina “autumnus” con la raíz etrusca; “autu-” que implica la idea del cambio y aparece, también, en el nombre de la divinidad etrusca Vertumno, quien —entre otras funciones—, predecía el cambio de las estaciones.

Se usaba en referencia a la temporada de cosechas, pero con la migración de los trabajadores de la tierra desde los campos hacia las ciudades, fue perdiendo esa connotación.

En la era moderna es automne (en francés) y autumn (en inglés).

También se utiliza en sentido metafórico para referirse a la vejez. La palabra alternativa para significar lo mismo que el otoño es "fallen", una derivación de la voz germánica que adoptaron los ingleses para hacer referencia a la caída de las hojas de los árboles durante este período.

La naturaleza se manifiesta

El primer día de esta época del año se conoce con el nombre de equinoccio de otoño y se caracteriza porque tiene la misma cantidad de horas de luz del día y de oscuridad porque el sol está alineado con el centro de la Tierra.

De ahí en adelante, se trata de un período durante el cual los días son más cortos que las noches. Es decir, hay más horas de oscuridad que de luz natural.

En esa época del año las temperaturas descienden considerablemente. Las tardes suelen llegar acompañadas de heladas brisas.

Caída de hojas

Durante el otoño las hojas de los árboles caducos se debilitan por la disminución de la clorofila hasta que, ya amarillas o marrones, se caen y cubren el pie de los árboles para convertirse en la energía que consumirán las raíces para mantenerse durante los meses de invierno.