• Francisca Sánchez

Cómo regalar un libro por Sant Jordi

La Cambra del Llibre ha trasladado el día del Libro al 23 de julio, pero la próxima semana habrá quien querrá mantener la tradición


Hay varias opciones de adquirir un libro la próxima semana:



Compra por adelantado


Como el día del Libro se ha trasladado al 23 de julio, aunque la Cambra del Llibre y el Gremi de Floristes son conscientes de que quizá aún habrá medidas sanitarias, una buena parte del sector ha optado por ignorar Sant Jordi y, mientras dure el confinamiento, potenciar la compra por adelantado. Es el modo de no poner en peligro a las personas –ni libreros ni repartidores– y, al mismo tiempo, de conseguir unos ingresos, claramente reducidos, para los establecimientos.


Tanto las librerías que actúan de forma particular como las iniciativas que reúnen a libreros y editoriales se basan en el sistema de microfinanciación. El lector paga el libro a la avanzadilla, que supone una ayuda para la supervivencia de los negocios pequeños, y lo recogerá cuando la librería abra. También se envían vales regalo.



Envío a casa


La segunda opción consiste en usar los grandes servicios de distribución y otros sistemas de mensajería habitual para hacer llegar los libros a las casas particulares. Tanto se pueden pedir para que los lleven al domicilio de quien lo compra, como a otra dirección, como regalo de la fiesta del día del Libro. Así la persona escogida lo recibe por sorpresa y es fácil que la encuentren en casa, dadas las circunstancias actuales.

Este sistema choca con un abastecimiento limitado: las distribuidoras no funcionan con la normalidad habitual y las editoriales no pueden reimprimir los títulos más solicitados, dado que las plantas de impresión han estado paradas. Asimismo, la alta demanda de reparto a domicilio provoca una cierta demora en algunos casos.



Compra en establecimientos abiertos


La tercera opción es la de la compra física, la de toda la vida. Pero como no habrá librerías abiertas ni puestos en la calle, sólo se podrán comprar libros en los establecimientos de otros sectores comerciales que también los venden.


Es el caso de algunos quioscos –abiertos para despachar los diarios y revistas, considerados de primera necesidad–, las papelerías y los establecimientos de material de oficina que tengan libros –que pueden abrir para facilitar material de teletrabajo a las personas que con la jornada laboral confinadas en casa–, y las grandes superficies alimentarias –que, aparte de comida, pueden vender otros productos–. En estos casos el problema radica en la limitación de la oferta, que normalmente abarca los títulos más populares, lejos de la variedad que ofrece cualquier librería.



Webs para encargar libros


A través de la red, se puede acceder a dos modalidades para encargar libros. Una es la del pago a la avanzadilla y recogida cuando abran las librerías. La otra, el envío a casa.


Llibreries Obertes, impulsada por el grupo Som* y la agencia Mortensen, reúne a 385 librerías y tiene un catálogo de 7.000 libros. Modalidad 1.


Adopta una Llibreria, iniciativa de Comanegra y otras siete editoriales. Modalidades 1 y 2. El 30% del precio del libro es para la librería escogida:

ParadaComanegra.com / AdesiaraEditorial.cat / Apostroph.cat / EdicionsSidilla.cat / EditorialFonoll.cat / Fragmenta.cat / Obscura.es / Tripode.cat


Libelista, venta a domicilio de librerías independientes, permi­te las moda­lidades 1 y 2.


La web o el teléfono de su librería habitual, con iniciativas de todo tipo.

Las grandes distri­buidoras a domicilio:

Amazon.es / ElCorteIngles.es / CasadelLibro.com / Fnac.es

0 vistas
  • JSM Barcelona in Instagram
  • facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • google

C/ Riu de l'Or,  35 · 08034  · Barcelona · Tfns: 0034 607 45 79 54 / 0034  93 676 13 59 · Fax: 0034 932 057 928 ·