Volver a la rutina después de las fiestas

Actualizado: 27 nov 2020


Las fiestas navideñas finalmente han terminado, algunos lo deseaban, otros no tanto.. Las vacaciones siempre van bien, el problema viene cuando tienes que volver a la rutina, y muchos empiezan a sentir la depresión post-vacacional. Entonces ¿qué hacer para volver con las pilas cargadas?


Volver a la rutina después de las fiestas cuesta, y cuesta mucho. Cuesta un montón volver a coger ritmo y los primeros días los llevamos fatal. Pero es lo que toca y lo mejor es aceptarlo y tratar de hacerlo lo mejor posible.


Hay que reconocer que muchas personas ya estaban deseando que finalizarán estas fechas. Los motivos pueden ser muchos: Añoranza de un ser querido, no te gustan las navidades, tienes un negocio y necesitas trabajar, etc. Al final, el día a día se echa de menos.



Otros en cambio tienen un sentimiento totalmente diferente, como por ejemplo:

Deseaban esas fechas para desconectar.

Se pasan el máximo tiempo posible con sus familiares y amigos.

Aprovechan al máximo el tiempo para estar con sus hijos, etc.


Seguro que también tenías ganas de volver, pero la pereza siempre está al acecho. La Navidad está genial pero las comilonas y la saturación de eventos familiares pueden con todos.


No importa la situación que tenga cada persona, todos tienen algo en común bastante importante, empezar con la rutina. Es de esos momentos en que muchas personas se plantean que hasta Semana Santa no van a volver a descansar, y esto supone al menos 3 meses de arduo trabajo.


Al pensar eso, su desesperación actúa casi de forma inmediata y esto puede les puede provocar estrés, ansiedad y malestar sin tan siquiera haber empezado con la rutina. Algunos porque no se encuentran a gusto en su trabajo, otros porque simplemente no les gusta la idea de estar unas horas bajo el yugo de lo establecido en la sociedad. Pero nuevamente vuelve a surgir una situación que todos coinciden en lo mismo, la mentalidad.

La mayoría de las personas no son conscientes de esta condición, pero la mentalidad siempre predomina en la vida de las personas, y tener que volver a mentalizarse en que tienen que volver a trabajar, no les hace ninguna gracia.



¿Qué mentalidad es la adecuada para volver con la rutina?


La mayoría estará de acuerdo en que todo el mundo se merece un justo descanso, ya que conforme pasan los meses, el cansancio tanto físico como psicológico reinan en sus vidas.


El problema viene cuando hay que volver con la rutina, parece ser que el hábito de hacer sus deberes diarios se les olvidó, y es cuando más que nunca se necesita una mentalidad adecuada para empezar con una sonrisa en sus rostros.


Por ello, vamos a dar algunos consejos para que la rutina no se convierta en un infierno, sino en él algo natural e innato de toda persona: