• Francisca Sánchez

Volver a la rutina después de las fiestas


Las fiestas navideñas finalmente han terminado, algunos lo deseaban, otros no tanto.. Las vacaciones siempre van bien, el problema viene cuando tienes que volver a la rutina, y muchos empiezan a sentir la depresión post-vacacional. Entonces ¿qué hacer para volver con las pilas cargadas?


Volver a la rutina después de las fiestas cuesta, y cuesta mucho. Cuesta un montón volver a coger ritmo y los primeros días los llevamos fatal. Pero es lo que toca y lo mejor es aceptarlo y tratar de hacerlo lo mejor posible.


Hay que reconocer que muchas personas ya estaban deseando que finalizarán estas fechas. Los motivos pueden ser muchos: Añoranza de un ser querido, no te gustan las navidades, tienes un negocio y necesitas trabajar, etc. Al final, el día a día se echa de menos.



Otros en cambio tienen un sentimiento totalmente diferente, como por ejemplo:

Deseaban esas fechas para desconectar.

Se pasan el máximo tiempo posible con sus familiares y amigos.

Aprovechan al máximo el tiempo para estar con sus hijos, etc.


Seguro que también tenías ganas de volver, pero la pereza siempre está al acecho. La Navidad está genial pero las comilonas y la saturación de eventos familiares pueden con todos.


No importa la situación que tenga cada persona, todos tienen algo en común bastante importante, empezar con la rutina. Es de esos momentos en que muchas personas se plantean que hasta Semana Santa no van a volver a descansar, y esto supone al menos 3 meses de arduo trabajo.


Al pensar eso, su desesperación actúa casi de forma inmediata y esto puede les puede provocar estrés, ansiedad y malestar sin tan siquiera haber empezado con la rutina. Algunos porque no se encuentran a gusto en su trabajo, otros porque simplemente no les gusta la idea de estar unas horas bajo el yugo de lo establecido en la sociedad. Pero nuevamente vuelve a surgir una situación que todos coinciden en lo mismo, la mentalidad.

La mayoría de las personas no son conscientes de esta condición, pero la mentalidad siempre predomina en la vida de las personas, y tener que volver a mentalizarse en que tienen que volver a trabajar, no les hace ninguna gracia.



¿Qué mentalidad es la adecuada para volver con la rutina?


La mayoría estará de acuerdo en que todo el mundo se merece un justo descanso, ya que conforme pasan los meses, el cansancio tanto físico como psicológico reinan en sus vidas.


El problema viene cuando hay que volver con la rutina, parece ser que el hábito de hacer sus deberes diarios se les olvidó, y es cuando más que nunca se necesita una mentalidad adecuada para empezar con una sonrisa en sus rostros.


Por ello, vamos a dar algunos consejos para que la rutina no se convierta en un infierno, sino en él algo natural e innato de toda persona:



1. Necesitas activarte

El ser humano no es un animal sedentario, sino más bien activo. Estar constantemente en descanso es anti-natural. No seguir estas directrices puede cambiar el carácter, la salud e incluso la felicidad de la persona. Empezar con la rutina es una suerte, no una desgracia.


2. Empieza tu nuevo reto personal

Para la mayoría de personas el año empieza el 7 de enero. Ahora es cuando tus retos personales afloran en tu vida. Ponte a prueba, arriesga y disfruta de ese camino.


3. Solución a los problemas familiares

Gracias a la actividad laboral, las crisis de pareja desaparecen, o al menos en la mayoría de los casos, ya que cada uno tendrá su propia independencia y echarse de menos es crucial para activar siempre la llama del amor.


4. Volver a trabajar = vida estable

Por desgracia no todo el mundo tiene trabajo. Si tu caso es lo contrario estás de suerte, eso significa que tienes una vida estable, y pese a que tienes problemas, puedes decir que mantienes a tu familia, no desees estar en una condición que no te favorece en absoluto.


5. Es la oportunidad de empezar con una nueva mentalidad

Cada año es una nueva oportunidad para nosotros mismos, especialmente en nuestra conducta ante la vida. Si el año pasado tenías un carácter menos adecuado, es el momento de cambiar la situación. Recuerda que una mentalidad adecuada te cambia tu entorno.

Para combatir la pereza de la vuelta al cole, lo mejor es organizarnos. 



1. Aceptación

Lo primero que tienes de hacer es asumir que la pereza forma parte de nosotros. También que estás cansada después de las comilonas, las celebraciones y las noches largas.


2. Los menús

Mira que soy cansina con los menús pero es que son básicos. Me juego lo que quieras a que, si tenías menús, se fueron al traste sobre el 15 de Diciembre y seguro que todavía no han vuelto.

Los menús te ayudan a sentar unas bases. Todas las rutinas siguientes parten del tiempo que te ahorran los menús, y también de la disciplina que aportan.

Líbrate por fin del estrés de pensar “qué como hoy”.


3. Plannings de limpieza

Importante. Todos los miembros de la familia deben estar en el planning. Lo de tener la casa en orden es un trabajo de equipo.


Establece el planning diario de limpieza. Si has estado fuera, no te vuelvas loco con las lavadoras. No hace falta recuperar el tiempo perdido nada más llegar.


Intenta mantener el ritmo slow, no empieces a correr ya. Esta primera semana puedes estar un poco más relajado. Tienes que empezar a coger ritmo de forma progresiva. Si te pegas una paliza de golpe no sólo acabarás hecho polvo sino que luego te dará el bajón y puedes sufrir un efecto rebote.


4. Dormir

No sé si a ti te pasa pero cuando volvemos de vacaciones necesitamos dormir más de lo habitual. Esto es por la falta de ritmo y el cansancio producido por la falta de rutinas.

Intenta dormir más. A mi también me cuesta que soy de las de acostarse tarde, pero luego, cuando suena el despertador, se agradece tanto lo de levantarse descansado que vale la pena.

Verás que en unos pocos días ya vuelves a dormir de forma parecida a como lo hacías antes.


5. Piensa en la siguiente escapada

Este es un consejo muy habitual de los psicólogos. Para evitar el síndrome post-vacacional (si has tenido vacaciones y has viajado, claro), empieza a planificar tu próxima escapada.


El hecho de que la mente tenga ya en la cabeza el próximo viaje, la hace estar en ese estado de optimismo por algo excitante que se avecina en lugar de estar medio depre por lo que dejamos atrás.

Si no has visitado Barcelona apunta esto: Nuestros apartamentos son el mejor lugar donde descansar en unas vacaciones en la ciudad condal.


Intenta fijar una fecha en el calendario. Así tendrás también un objetivo apetecible que visualizar. Puedes ir pensando en las excursiones que harás o lo bien que estarás leyendo debajo del árbol. ¡Incluso podrías buscar el libro que querrías leer!


Conclusión

Como ves, el truco está en utilizar las rutinas para volver a organizarte rápido y en ocupar tu mente con algo que te anime para enfocarte en lo positivo.


Y tú, ¿tienes algún truco para recuperar el control después de las fiestas? Cuéntamelo en los comentarios.

9 vistas
  • JSM Barcelona in Instagram
  • facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • google

C/ Riu de l'Or,  35 · 08034  · Barcelona · Tfns: 0034 607 45 79 54 / 0034  93 676 13 59 · Fax: 0034 932 057 928 ·