• Francisca Sánchez

8 alternativas para mantener la casa fresca sin aire acondicionado


Los que vivimos en el hemisferio norte ya le hemos dado la bienvenida al verano, y lo cierto es que es una estación apetitosa por muchas cosas como las terrazas, la playa, el sol, el ambiente en las calles, etc. Pero por otro lado, las temperaturas cada vez alcanzan niveles más altos y el calor se convierte en una incomodidad para el día a día.

Conseguir sentirnos bien en nuestra propia casa es fundamental, ventilarla de manera que podamos mantener el calor a raya no siempre es fácil, sobre todo si no contamos con aire acondicionado. A veces llenamos la casa con ventiladores, y aunque nos ayudan a aclimatarnos, lo cierto es que existen algunos trucos que debemos tener en cuenta para conseguir que nuestra casa se aísle de las altas temperaturas.

Si no tienes un sistema de aire acondicionado instalado en casa, muy atento a estas 8 ideas que nos ayudarán a tener la casa fresca sin instalar ningún aparato electrónico.

1. La buena elección de materiales

Existen muchos materiales aislantes que nos sirven tanto para el calor del verano como para el frío del invierno. Por lo que si estás pensando en reformar o buscas una casa con características específicas, ten en cuenta que la madera en el techo y las paredes de piedra ayudan mucho a la aclimatación de las casas.

2. Las paredes exteriores, en blanco

El blanco refleja en un 80% la luz del sol, esto hace que las paredes acumulen menos calor y por lo tanto que el interior de la vivienda sea más fresca. Por este motivo, el blanco o los colores claros en la fachada exterior nos ayudan considerablemente.

3. Pintura de interior

Cuidar el interior también es importante para conseguir un ambiente fresco, en este sentido debemos huir de los colores marrones y terracotas, apostando por colores pastel. En este caso, hablamos sólo de una cuestión visual que nos ayuda a sentirnos mejor en el interior de nuestra casa, pero los resultados son óptimos.

4. Evita espacios cerrados

En los espacios abiertos el aire fluye más y hay menos posibilidad de que el calor se concentre. Cuantos menos puertas y menos tabiques, más fresco tendrás en el interior de tu casa.

5. La importancia de lo visual

Hay cosas que no nos aíslan, pero que crean un efecto visual que ayuda más de lo que podemos pensar. Crear un espacio ligero, con muebles pequeños, con líneas rectas y de aspecto sencillo, ayuda a que encontremos la habitación más libre y por lo tanto más fresca.

6. El mimbre, gran aliado

El mimbre es un material típico de la primavera y el verano, tenerlo presente en nuestra casa en esas estaciones ayuda a crear el ambiente determinado. Sirve tanto para el interior como para el exterior y se caracteriza por su ligereza.

7. Cubre las ventanas

Las cortinas y los estores son fundamentales para proteger el interior de nuestra casa del calor. Son perfectos para amortiguar los efectos del sol en cualquier habitación, ya que pegan con cualquier estilo. Las cortinas de algodón son ideales, así como el color blanco de los estores.

8. La orientación de la casa

Evidentemente, la orientación de la casa no es algo que podamos cambiar, pero si estamos pensando en comprar o alquilar una, desde luego es algo que debemos tener muy en cuenta. Valorar las horas de luz directa, sobre todo para hacer la distribución de una casa, nos ayuda a ahorrar mucho dinero tanto en calefacción como en aire acondicionado.

#aire #frescor #hogar #trucos #blanco #casa

0 vistas
  • JSM Barcelona in Instagram
  • facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • google

C/ Riu de l'Or,  35 · 08034  · Barcelona · Tfns: 0034 607 45 79 54 / 0034  93 676 13 59 · Fax: 0034 932 057 928 ·