Arte para el alma, arte para el hogar


CUANDO EL ARTE ES TU PASIÓN, TU HOGAR ES EL MEJOR ESPACIO DONDE LUCIR TUS OBRAS

La selección de arte para tu hogar puede ser una aventura emocionante y una fuente de diversión. La clave del éxito está en averiguar qué tipo de arte te gusta, cómo encajará con el resto de tus planes de diseño y como exhibirlo para que cause el mejor efecto en tu hogar.

Hay muchas posibilidades de buscar obras de arte en tu comunidad, en exposiciones, ferias de arte y galerías. Incluso los pequeños pueblos suelen tener una galería sin ánimo de lucro, o cafés o restaurantes que exponen las obras de artistas locales. En ciudades más grandes, las galerías se suelen unir para celebrar de forma periódica su “noche de galerías” en la que todas ellas abren sus puertas en la misma noche. Es un modo fantástico de ver un montón de arte en poco tiempo.

Hoy en día, Internet ofrece la mayor variedad de arte disponible en todo el mundo. Una ventaja de utilizar Internet es que puedes buscar el tipo específico de arte que te interesa, ya sea fotografía, escultura o pintura . Y una vez que encuentras un sitio de arte, en él suele haber enlaces a muchos otros.

¿Debería ajustarse el arte a la habitación o la habitación al arte?

Si tienes un sentimiento especial por una obra de arte en concreto, deberías comprar la obra que te encanta y luego encontrar un sitio para ponerla, aunque podrías encontrarte con que cuando llegues a casa y la pongas en una pared o pedestal, no encaje con lo que la rodea. Colocar una obra de arte en el sitio erróneo le resta belleza e impacto.

¿Qué hacer si llevas una obra de arte a casa y éste choca con el entorno? En primer lugar, probar a situarla en distintos sitios de la casa; podría quedar genial en un sitio en el que no tenías planeado ponerlo. En caso de no encontrar un lugar en el que la obra luzca en todo su esplendor, puede que necesites hacer algunos cambios en la habitación, como cambiar algunos muebles de sitio o quitar el papel estampado de la pared y pintar en un color neutro.

En ocasiones, la iluminación adecuada es la clave para que una obra muestre todo su encanto. Puede suceder que baste con colocar una luz para cuadros sobre la pintura o bien dirigir hacia ella un foco de un riel. No obstante, si colocas una obra de arte en un sitio donde le de la luz del sol, asegúrate de que no la dañe la luz ultravioleta. Algunos pigmentos como la acuarela, el carboncillo y la pintura al pastel son especialmente delicados; colócalos bajo un acrílico o cristal protector de UV.

Cómo elegir una obra para que encaje con la habitación

​ El tamaño y el color son los dos criterios principales para seleccionar una obra de arte y que esta encaje en el entorno en el que se quiere poner. En cualquier espacio, una obra de arte demasiado grande inundará la sala y una obra que sea demasiado pequeña se perderá y pasará inadvertida, dando en ambos casos un aspecto de desproporción. Cuanto más osada sea la obra más espacio necesitará para brillar. Como norma, los cuadros deberían estar colgados de modo que el centro de la pintura quede al nivel de la vista; las esculturas se pueden colocar en el suelo, sobre una mesa o en un pedestal, dependiendo del diseño.