¿QUÉ HACER EN OTOÑO EN BARCELONA?


Barcelona es una ciudad capaz de enamorar a cualquier tipo de turista. Durante el otoño barcelonés podemos aún gozar de una agradable temperatura y la ciudad presenta una gran variedad de actividades para disfrutar en cualquier momento. A escasa distancia de los Apartamento JSM Barcelona podrá encontrar multitud de planes.

La primera recomendación es pasarse por la Fiesta Major de Sarriá que se celebra al comienzo del mes de octubre. Un ejemplo perfecto de cultura popular y de participación de la ciudadanía. La tradición obliga a decorar las calles y los balcones de sus calles.

La fiesta de Halloween se ha integrado a la perfección con las tradiciones latinas. Durante la noche del 31 de octubre y también el Día de Todos los Santos, 1 de noviembre, es costumbre en Barcelona degustar castañas y preparar panellets. Unos dulces elaborados con almendras que desde hace más de 500 años se han convertido en todo un manjar. Además, también es tradición acompañar las castañas y panellets de vino dulce y, si puede ser, siempre cerca de una chimenea.

¿No encuentras razones suficientes? Aquí encontrarás algunas más para visitar Barcelona en otoño e invierno

Clima excepcional

El clima de Barcelona es mediterráneo y poco lluvioso durante el otoño/invierno. Al ser una ciudad costera no nieva y las temperaturas son bastante suaves: no suelen bajar de los 7 grados centígrados en el mes más frío -enero. Las probabilidades de precipitaciones son mayores que durante el verano, pero aun así escasas. Te puedes apañar perfectamente con una jersey y una cazadora sin necesidad de ir envuelto en miles de capas de ropa y con el paraguas siempre en el bolso.

¿Quieres saber la temperatura de Barcelona hoy? Pulsa aquí.

Hay menos gente

Visitar los museos y los centros de arte durante los meses de otoño-invierno es una delicia, ya que el volumen de gente es mucho menor que en primavera o verano. Aunque si tienes planeado visitar cualquiera de los edificios de Gaudi, ya sea la basílica de Sagrada Familia o La Pedrera (Casa Milà), ya sea el Parc Güell o la Casa Batlló, conviene que compres las entradas via web para evitar colas, eso sí que no cambia en todo el año.

El Fútbol Club Barcelona forma parte de la identidad de la Ciudad Condal. Una fantástica manera de pasar un día inolvidable en uno de los estadios más imponentes del mundo.

Su Salón Náutico es la demostración de que Barcelona es una ciudad abierta al mar. Los apasionados de las embarcaciones marinas y deportes acuáticos tienen a su disposición una gran variedad de servicios.

Las terrazas

¿Hemos dicho ya que apenas llueve y que no nieva? Las terrazas y los paseos por la playa siguen siendo apetecibles en otoño e invierno.

Precios más bajos

El precio del alojamiento en Barcelona entre los meses de noviembre y enero es mucho más barato que de marzo a octubre. ¡Aprovecha nuestras ofertas!

Collserola

Las temperaturas durante estos meses son ideales para hacer rutas de senderismo por el parque natural de Collserola. Es uno de los parques metropolitanos más grandes del mundo que tiene gran cantidad de restos arqueológicos (especialmente poblados ibéricos uno de ellos La Peña del Moro en el punto fronterizo entre los municipios de Sant Just Desvern, Sant Feliu de Llobregat y Esplugues de Llobregat).

Además de disfrutar de su amplia diversidad medioambiental, el otoño es la estación idónea para ir a recoger setas. Los menos experimentados encontrarán distintas guías para aprender a diferenciar aquellas especies comestibles de las que no lo son. Es también una opción fantástica para los amantes del senderismo o para familias que deseen hacer excursiones con los niños.

Para llegar hasta allí se puede ir en ferrocarril desde Plaza Cataluña con la línea S1.

Siempre pasa algo

Barcelona en otoño e invierno se llena de eventos, conciertos y exposiciones. De octubre a enero se celebran el Festival In-Edit, el Voll Damm Festival de Jazz, el World Press Photo, y diferentes ferias como Smart City Expo, BcnRail, Salón Expominer, Auto Retro, el Festival de la Infancia o Expohogar.

Sin competencia playera, por supuesto, los días donde el sol hagan acto presencia, no hay que perder la oportunidad de darse un baño en la Barceloneta o caminar por su paseo marítimo. Auténticos emblemas de la ciudad.

Barcelona es la ciudad de la arquitectura y el diseño, del modernismo y la cultura, con infinidad de centros de arte, galerías y edificios que dejan sin respiración. El otoño y el invierno son épocas fantásticas para visitarlos, ya que no estaréis tentados por el sol veraniego y la playa.

Los amantes del arte tienen una parada obligatoria en la fundación Mapfre Casa Garriga Nogués, ubicada en un edificio que combina diferentes estilos arquitectónicos como el rococó, el neoclasicismo y el modernismo. En su espacio expositivo tendrá la oportunidad de ver exposiciones de categoría internacional.

Barcelona es también una ciudad que vive por y para las artes escénicas, especialmente el teatro. El Teatro Nacional de Cataluña es uno de los espacios culturales más destacados de esta ciudad, aunque hay muchos otros como el Teatro Goya o el Teatre Lliure.

La pasarela está en la calle