Comprar una plaza de parking

Actualizado: 3 ene

Descubre por qué comprar plaza de parking es una gran oportunidad y cómo con poca inversión puedes sacar grandes rentabilidades.


Comprar una plaza de parking es cada vez una acción más valorada por la población, pues existen muchos factores que te llevan a pensar en invertir en un garaje privado.



Si acabas de comprar un coche nuevo y lo tienes como oro en paño, o cada día se te repite la misma historia de buscar aparcamiento al llegar a casa durante más de 20 minutos, seguro que lo que deseas es tener una plaza de parking propia.


Sin duda, es la opción más cómoda y la que puede tener numerosas ventajas, pero antes de pasar a la acción y comprar plaza de parking te interesará saber una serie de factores relacionados con la compra de un parking, así como sus pros y contras, los gastos asociados u otras obligaciones fiscales a tener en cuenta.


Las plazas de parking proporcionan grandes rentabilidades.

Pero tampoco nos olvidaremos de contarte su gran rentabilidad, y cuales son las ciudades a las que se les puede sacar más partido si lo que te interesa es invertir en plazas de parking. ¡Lee el post y no te pierdas detalle!



La inversión en plazas de parking

La inversión en plazas de parking es exactamente igual a la común inversión en inmuebles, pero lo único que cambia, aparte de algún que otro procedimiento y gasto distinto, es el activo en el que se quiere invertir.

En este caso, será un garaje lo que buscamos, y normalmente quien quiere comprar plaza de parking lo hace porque :

  • Quiere invertir dinero en un capital pequeño pero que traerá mucha rentabilidad y pocos gastos de mantenimiento.


  • Necesita una plaza de parking para uso privativo y personal, ya sea porque se ha comprado un coche nuevo o la zona donde vive o trabaja no cuenta con grandes opciones de aparcamiento gratis y libre.

De este modo, tanto para una opción como para otra, el usuario tendrá que comprar plaza de parking y luego decidirá si se la queda para él o la alquila. Con lo cual, necesitará saber una serie de factores que contamos a continuación.



¿Por qué invertir en una plaza de parking es una buena opción?


Si entre dentro de los tipos de compradores te catalogas como el pequeño inversor, o el gran inversor, sabrás de sobra que invertir en una plaza de parking es una muy buena opción.

Sin embargo, si aún no lo tienes muy claro, nosotros vamos a explicarte porqué puede ser una buena opción comprar garajes.




Comprar para invertir y después alquilar es uno de los métodos de inversión más eficaces, pues puedes conseguir beneficios y rentabilidad desde el primer mes y de forma reiterada con cada mensualidad, de forma sencilla.


Pero hay inversiones e inversiones. Y cómo te puedes imaginar hay unas más fáciles de alquilar que otras o unas con más rentabilidad de otras.


No obstante, la inversión en plaza de parking es una de las más atractivas para los ahorradores que no cuentan con poder hacer un amplio desembolso monetario, pero si tienen una cuantía guardada que les permite realizar compras pequeñas de garajes y plazas de parking.

Todo el mundo quiere un aparcamiento para guardar su coche.


De este modo, es una de las opciones más atrayentes para este tipo de ahorradores, pues con una inversión pequeña pueden sacar una alta rentabilidad y en muy poco tiempo, teniendo en cuenta que la rentabilidad de las plazas de parking es tres veces superior a otros activos como por ejemplo, pisos, locales, u otros similares.

Factores a tener en cuenta a la hora de invertir en plazas de parking


Como en todo, para tener éxito en aquella acción que hagas, debes estudiar muy bien todos los pasos a seguir y tomar una correcta decisión para no equivocarte en tus actos.

De este modo, para realizar una buena compra de una plaza de garaje, has de tener en cuenta estos factores:


Posibles cargas de la propiedad


Como pasa cuando vas a adquirir un piso o cualquier inmueble, es muy importante revisar bien el estado de la propiedad y averiguar si existen posibles cargas o deudas en relación a ese piso o en este caso, a esa plaza de parking que vas a adquirir.

De este modo, lo primero que has de hacer a la hora de comprar plaza de parking es:

  • Solicitar la nota simple del inmueble: Para pedir la nota simple deberás ir al Registro de la Propiedad con el nombre completo y DNI del propietario, la dirección y el número de parking y así podrás ver si la plaza de garaje que vas a comprar tiene algún tipo de embargo o está libre de cargas.

  • Ir al Ayuntamiento para chequear que está el parking al corriente de todos los pagos y recibos como el IBI.

  • Hablar con la comunidad de vecinos y ver si el propietario cumple con las obligaciones de vecino y está al corriente de pagos.


El contrato de compraventa

Siempre que haya una transacción de compraventa, ya sea un inmueble, terreno, oficina o una plaza de parking, deberá realizarse un contrato de compraventa donde ambas partes, tanto la compradora como la vendedora, formalicen un documento que notifique dicha acción.


Este contrato de compraventa, deberá ser un documento sencillo, pero con eficacia jurídica y con efecto vinculante donde consta de mutuo acuerdo que el comprador se obliga a comprar la plaza de parking a un precio estipulado, y en el bando contrario, el vendedor estará obligado a entregar la propiedad a cambio del precio estipulado.


Después de pactar y firmar este acuerdo, donde se dictamina el precio, las pagas y señales, la forma de pago, el día de la firma, los nombres de ambas partes, entre otras premisas y cláusulas, se realiza la escritura de compraventa, que es similar a cuando se hace para una vivienda, ante notario donde se entrega la plaza de garaje.

Ambas partes deben estar de acuerdo con lo expuesto en el contrato


Obligaciones fiscales

Hacienda siempre está presente. Y es lógico que cuando se trata de una inversión inmobiliaria, lo esté aún más.


Por eso, si te estás planteando comprar plaza de parking para invertir, deberás saber que esta transacción, como cualquier otro ingreso, deberá estar incluido en la declaración de la renta.


Y aunque sea algo que ya lo dieras por hecho y no te pusieras en ello hasta que no abrieran la campaña de la Agencia Tributaria, en este tiempo hay más formalidades que deberás hacer, como por ejemplo: – Darte de alta como retenedor en Hacienda, a través del modelo 037 -> “Alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores” -> grupo 8612/1 y en tipo de actividad: alquiler de locales.


Con lo cual, todas las plazas de garaje han de tributar en la declaración de la renta, tanto si las tienes alquiladas como si no. Pero, hay excepciones pues, si has comprado un máximo de dos plazas junto con tu vivienda habitual, en el mismo edificio, en el mismo acto, y sin haber estado alquiladas, éstas quedarán exentas de ser tributadas.


Los impuestos y gastos totales de la compra del parking

A la hora de comprar cualquier inmueble, ya sean viviendas, locales, terrenos o parkings, se debe tener en cuenta a la hora de analizar la rentabilidad, una serie de gastos anuales y pagos que deberás hacer frente.


Estos gastos suelen ser desde el propio gran desembolso del valor de la plaza de parking, hasta las arras, los gastos de comunidad, o impuestos como el IBI, el IVA u otros teniendo en cuenta si la plaza es de obra nueva o segunda mano, así como los gastos de mantenimiento y otros derivados.


Sin embargo, como es un tema más complejo y largo, ahondaremos en él, en los siguientes párrafos.


La ubicación de la plaza de parking

Otro de los factores más importantes a la hora de comprar plaza de parking es su ubicación, con lo cual, localizar bien el inmueble en cuestión es fundamental.