• Francisca Sánchez

Can trinxet en Santa eulalia

CAN TRINXET es el conjunto industrial más grande que hubo en L’Hospitalet a principios del siglo XX. Ahí donde las mujeres, en su gran mayoría, hilaban algodón bajo las paredes levantadas por el modernista Ramon Alsina; y ahí por donde Alfonso XIII se paseó allá por 1927. Actualmente se conserva como espacio cultural para la ciudad.


El nombre obedece al empresario que había detrás, Avel·li Trinxet Casas. El mismo que dio nombre a la famosa e impresionante casa de Puig i Cadafalch que se levantaba en la calle de Córcega, junto a Balmes, y que Porcioles no tuvo reparo en derribar en aras del desarrollismo y para alegría de Núñez y Navarro.


Un magnífico ejemplo del pasado industrial, en concreto textil, de  L’Hospitalet.

Para los más curiosos, fue allí donde se fabricaba el llamado 'vellut del tramviaire', reconocido por utilizarse para los uniformes de los trabajadores de la compañía de tranvías de Barcelona. El conjunto llegó a ser el epicentro productivo más importante de la ciudad, con un núcleo muy dinámico de movimiento obrero.



Avel·lí Trinxet encomendó el proyecto al arquitecto Joan Alsina y Arús 1905. Un par de años después el recinto se amplió con un pequeño cubierto obra de el arquitecto Modesto Haga que fue el autor de la ampliación de unas naves efectuada en la fachada principal en 1916. Mientras Can Trinxet fabricaba hilados y tejidos de algodón, Can Gras, la fábrica contigua, se dedicaba a sábanas y panas. Esta última fue absorbida por Trinxet 1933. En Can Trinxet se fabricaba el llamado "terciopelo tranviario", la pana de color tostado de los uniformes de los trabajadores de la Compañía de Tranvías de Barcelona. Llegaron a trabajar más de un millar de obreros y estuvo en funcionamiento hasta los años ochenta. Actualmente sólo se conserva el edificio de Can Gras, que consta de unas características arquitectónicas modernistas, con un juego de formas y volúmenes efectuados a partir de un uso muy interesante del ladrillo visto. Todo ello lo dotan de un aire ciertamente industrial pero al mismo tiempo con un sabor medieval, como si hubiera recibido una inspiración mudéjar.

Can Trinxet fue ocupado por primera vez por una fábrica textil en 1890, propiedad de Salvador Oller. El complejo industrial Can Trinxet fue construido en 1905, por Joan Alsina, al lado, para acoger la fábrica Avelino Trinxet e Hijos. En 1906 y 1916, Modest Feu i Estrada lo amplió. En aquellos años, la fábrica Avelino Trinxet e Hijos era una de las fábricas textiles de algodón más importantes de España.



En 1930, en plena expansión industrial de la familia Trinxet, Can Trinxet, a través de Avelino Trinxet Pujol, entra a formar parte del gran grupo textil Unión Industrial Algodonera S.A., junto a la familia Bosch Catarineu y Salvador Villarrasa Vall, cuyas acciones desparecen a causa de la guerra civil y deben ser recuperadas en 1939.


En 1933, arrienda los locales de una empresa textil contigua, Can Gras, construida entre 1906 y 1910 según el proyecto de Modest Feu y dedicada a la producción de pana y sábanas.


Y es que el impulso definitivo del inicio de este núcleo industrial de Santa Eulalia, en el Hospitalet, fue Can Gras, utilizada como fábrica de la familia Trinxet en 1933.

La nave Can Gras fue uno de los exponentes de la arquitectura modernista industrial de principios del siglo XX.



Santa Eulalia de Provençana

El crecimiento del barrio de Santa Eulalia fue el resultado de la rápida implantación de diversas industrias desde el final del siglo XIX. Por su cercanía a Barcelona, estaba partida en tres líneas de ferrocarril (Barcelona-Martorell desde 1955, la de Vilanova desde 1881 i la que conducía a Igualada desde 1912). La fragmentación urbana con tantas líneas obligó al Ayuntamiento del Hospitalet, en el año 1935, a construir un puente. Era una zona industrial, sobre todo del sector textil, con empresas como las de Can Trinxet, la Tèxtil Pareto, Godó i Trias etc., y, desde finales de los años 60, la fábrica de la óptica Cottet.


Fábrica Trinxet

La fábrica, construida en 1907 por el arquitecto Joan Alsina i Arús, fue propiedad también de Avelino Trinxet Casas (en catalán, Avel·lí Trinxet Casas), propietario de la Casa Trinxet (Barcelona, 1904) obra de Josep Puig i Cadafalch y con frescos de Joaquín Mir Trinxet, derribada en 1965. Actualmente el espacio de la fábrica ha sido recuperado para otros servicios residenciales y de equipamientos, manteniéndose una parte de la construcción modernista. ​ La fábrica Trinxet estaba situada en la Calle Santa Eulalia, 172.



El barrio cuenta con una escultura obra de Josep Maria Subirachs, conocida popularmente como «la Pinza» (por su forma), que da la bienvenida a la ciudad cuando se accede desde la carretera de la Bordeta. La escultura representa la cruz del martirio de Santa Eulalia de Barcelona. Existe también una iglesia románica del siglo XII, Santa Eulalia de Provenzana, restaurada en el siglo XVIII, alrededor de la cual se sitúan los orígenes de la ciudad. Está situada en el extremo oeste del actual término municipal de Hospitalet.


Conjunto industrial

En Can Trinxet se fabricaba el llamado "vellut del tramviaire", la pana de color torrado con la que se confeccionaban los uniformes de los trabajadores de la Compañía de Tranvías de Barcelona (Companyia de Tramvies de Barcelona). El grupo de empresas de la familia Trinxet daban empleo a casi 1.100 personas. En Can Trinxet eran 365 trabajadores.


En su terreno también se alojaban las instalaciones de Julià. Fuera de los muros de Can Trinxet funcionaban pequeñas tiendas y talleres.




El grupo de empresas de la familia Trinxet (Trinxet S.A., Tintes y Aprestos Modernos S.A., Trinxet Industrial S.A., etc.) que operaban en Can Trinxet, junto con otras grandes empresas textiles del Hospitalet (Tecla Sala, Auxiliar Textil Algodonera, Textil Hilados, Caralt y Pérez, Godó y Trias, Gomar y Cia, Vilumara etc), sobrevivieron a la caída del textil de los años 50. Junto con la firma textil Albert Hnos., es la única que también sobreviviría más allá de 1975. Sin embargo, y a diferencia de Albert Hnos., Trinxet SA ya no operaba en 1981 en l'Hospitalet.



Actualmente el Ayuntamiento de L’Hospitalet ha confirmado que diversos espacios de lo que queda del antiguo recinto fabril de Can Trinxet, en el barrio de Santa Eulàlia, podrían volver a abrir sus puertas a finales de 2020, después de acometer los proyectos de consolidación y rehabilitación que llevará a cabo el AMB y que supondrán una inversión de medio millón de euros.

En concreto estas obras afectarán a una de las dos naves centrales del recinto, de unos 700 m2 y donde ya se han llevado a cabo actividades anteriormente, y a otros espacios compartidos como el patio interior abierto entre las dos naves centrales, con el objetivo de volver a desarrollar actividades sin ningún peligro. La recuperación total del recinto se deberá de llevar a cabo en diferentes fases que sumarán una inversión total de unos 20 millones de euros.


Así lo aseguraron miembros del consistorio, entre los que se encontraba la propia alcaldesa, Núria Marín, en una reunión mantenida ayer con representantes de la Plataforma Can Trinxet Viu, que cuenta con el apoyo de 31 entidades sociales, culturales, juveniles, sindicales y políticas de la ciudad, y que  presentaron al Ayuntamiento un documento en el que reivindican la necesidad urgente de la recuperación del recinto modernista protegido como patrimonio de L’Hospitalet y en el que proponen convertirlo en un equipamiento comunitario autogestionado y abierto al barrio.


El recinto, que dispone de 4.250 m2 de interior y 5.000 m2 de exterior, está actualmente cerrado después de que el día 10 de junio de 2018 cayera el porche de una de las naves, pocas horas después de concluir una jornada vecinal organizada desde la Plataforma para recuperar la memoria y uso del espacio. Desde entonces el acceso al recinto de lo que queda de la antigua fábrica textil ha sido denegado a todas las entidades que lo han pedido como medida preventiva por el estado de las instalaciones.

La última intervención que se ha iniciado desde el Ayuntamiento con el apoyo del AMB, ha sido la instalación de una valla en el perímetro del recinto par evitar la entrada en el interior, unas obras que finalizarán este mes.


La plataforma cree que la mejor manera de cuidar de este patrimonio es darle un uso, teniendo en cuenta, además, la falta de espacios sociales comunitarios autogestionados en la ciudad. Consideran además posible establecer una serie de fases de utilización de los espacios, ya que “algunos espacios exteriores se pueden utilizar con una mínima adecuación y dar respuesta así a la demanda de los vecinos”. Este sería el caso de la zona ajardinada donde se encuentra la chimenea de la antigua fábrica, de 2.500 m2 y donde consideran que no hay ningún peligro de uso.


Creen que más allá del actual centro cultural, el barrio necesita “una adecuada articulación de la red asociativa que vincule personas y entidades de manera colectiva, compartida y autogestionada”, con el objetivo de “generar iniciativas propias sin que estas hayan de estar dirigidas sólo por la administración”.

Como referencia de este modelo de autogestión, la plataforma señala espacios de Barcelona como Can Batlló, La Lleialtat Santsenca o l’Ateneu Flor de Maig.

“Dentro del proyecto del Distrito Cultural de L’Hospitalet, echamos de menos esta vertiente de cultura popular y asociativa de base, y Can Trinxet podría ser un espacio idóneo para este tipo de oferta”, asegura Ignasi Escudero, miembro de la plataforma.

Las propuestas de actividades de usos que se han planteado a nivel vecinal y que la asamblea Can Trinxet Viu considera prioritarias son la creación de un huerto urbano de cultivo ecológico en uno de los espacios exteriores del recinto; una biblioteca especializada dedicada a la memoria obrera, haciendo especial énfasis en el trabajo femenino, y un espacio social de encuentro, con bar y una sala polivalente donde hacer actividades impulsadas por colectivos o entidades.


Estas actividades “garantizan la apertura al barrio y a la ciudad del equipamiento, responden a demandas actualmente no cubiertas y permiten hacer de Can Trinxet un espacio de referencia en la ciudad como equipamiento social y cultural”, aseguran desde la plataforma. Además consideran que estos proyectos pueden generar una economía propia que garantice su mantenimiento con la autofinanciación.

Los representantes del consistorio se mostraron ayer abiertos ante la propuesta presentada por la plataforma, una propuesta que estudiarán, según aseguraron, entre otros proyectos que hay sobre la mesa para dar uso a las naves industriales. "Can Trinxet Viu representa a un colectivo de entidades, pero en el distrito de Santa Eulàlia y Granvia Sud hay otros colectivos y entidades vecinales y hemos de hablar con todos", asegura David Quirós, concejal del distrito, quien explica que la idea principal es que Can Trinxet sea un espacio vinculado a la cultura.

Uno de los futuros usos que sí están claros es dedicar un espacio a la recuperación de la memoria histórica, centrado sobretodo en el papel de las mujeres y la defensa de sus derechos laborales, teniendo en cuenta que la fábrica concentró en su momento a un elevado número de trabajadoras, pero según Quirós, "ahora lo importante es conseguir tener unos espacios mínimamente acondicionados para poder hacer actividades, y luego habrá que plantear qué uso le damos y el modelo de gestión".

Las actividades de la Plataforma Can Trinxet Viu se iniciaron en junio de 2018 y desde entonces ha llevado a cabo asambleas, actos público, campañas, concursos y encuentros para visibilizar la situación del recinto y solicitar la rehabilitación del espacio para su apertura y uso.

Entre las entidades que dan apoyo a la plataforma se encuentran la Associació de Veïns i Veïnes Som Santa Eulàlia, la Plataforma No Més Blocs, La Fundició, el Centre d’Estudis de l’Hospitalet, Mujeres Palante, CNT L’H, IAC Catac L’H, Colla Jove Castellers de L’H, Grup de Patrimoni de L’H y la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca de l’Hospitalet.



#arquitectura #modernista #Hospitalet #CanTrinxet #hospitaletdellobregat #espacios #cultura #biencultural #memoriahistorica #barrio #santaeulalia #Patrimoniocultural #barriosantaeulalia #barriocultural #santaeulaliacultural #arquitecturamodernista #Hospitaletmodernista #Hospitaletcultural #arte #DistritoCultural #hogar #casa #apartments #apartaments #apartamentos #apartamentosjsm

0 vistas
  • JSM Barcelona in Instagram
  • facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • google

C/ Riu de l'Or,  35 · 08034  · Barcelona · Tfns: 0034 607 45 79 54 / 0034  93 676 13 59 · Fax: 0034 932 057 928 ·