Las arquitectas Yvonne Farrel y Shelley McNamara, Premio Pritzker 2020

Actualizado: 27 nov 2020

Este año, el Premio Pritzker ha sido otorgado a las arquitectas y educadoras Yvonne Farrell y Shelley McNamara de Grafton Architects. Con sede en Dublín, Irlanda, las galardonadas son reconocidas por sus intervenciones contextuales y modernas que están atentas a la historia, demostrando altos niveles de sensibilidad y artesanía.



En poco más de 40 años, el dúo ha completado numerosos proyectos que ayudaron a mejorar las ciudades y responder a las necesidades locales en Irlanda, Reino Unido, Francia, Italia y Perú. Farrell y McNamara, corresponden a los 47º y 48º laureados del Premio Pritzker, y son las dos primeras ganadores del premio en Irlanda.



El dúo que estuvo detrás de la Bienal de Venecia de 2018, que describe a la arquitectura "como una de las actividades culturales más complejas e importantes del planeta", se conoció en la School of Architecture de la University College Dublin (UCD). Al graduarse, a Farrell y McNamara se les ofreció la oportunidad de enseñar. De hecho, siempre han considerado esta parte de la profesión como una "realidad paralela [...] y una forma de destilar [su] experiencia, para luego dársela a las otras generaciones que vienen". Han sido conferencistas en muchas instituciones mundiales, incluyendo la École Polytechnique Fédérale de Lausanne y la Academia di Architettura di Mendrisio.


En 1978, la pareja estableció Grafton Architects, originalmente una oficina de tres miembros. La práctica que lleva el nombre de la calle de su oficina original, tiene una amplia cartera con importantes proyectos culturales y académicos, como el Urban Institute of Ireland, University College Dublin (Dublín, Irlanda 2002); Solstice Arts Centre (Navan, Irlanda 2007); Loreto Community School (Milford, Irlanda 2006); y la Medical School, University of Limerick (Limerick, Irlanda 2012).Comenzando su despertar arquitectónico en sus primeros años de infancia, McNamara recuerda su primer descubrimiento, una casa del siglo XVIII en la calle principal de la ciudad de Limerick, donde el espacio y la luz despertaron sus sentidos. Farell, por otro lado, estaba fascinada por su ciudad natal, Tullamore, Condado de Offaly, especialmente por su paisaje natural, donde se sentía "cerca de la naturaleza".Lejos de sus proyectos en su Irlanda natal, su primera comisión internacional, la Universita Luigi Bocconi en Milán (Milán, Italia 2008), fue galardonada con el World Building of the Year en la inauguración del World Architectural Festival 2008 en Barcelona. Más adelante, en 2015, el Real Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA) otorgó al desafiante Campus Universitario UTEC Lima (Lima, Perú 2015) el primer Premio Internacional RIBA 2016.



En constante diálogo con el entorno, las arquitectas explican que su trabajo es una búsqueda continua de "una arquitectura que se encargue de intensificar las relaciones de la arquitectura con su contexto". De hecho, su obra recién terminada, la Université Toulouse 1 Capitole, School of Economics (Toulouse, Francia 2019) es una reinterpretación metafórica de una ciudad llena de puentes, muros, paseos y torres de piedra.De la misma forma, como anunció el Pritzker, el trabajo de Yvonne Farrell y Shelley McNamara siempre ha girado en torno a los seres humanos.


En realidad, su sentido de escala y proporción les ayudó a generar espacios íntimos en entornos relativamente hostiles. En ese sentido, McNamara afirma que “la arquitectura es un escenario para la vida humana. Nos conecta con el mundo de una forma que posiblemente ninguna otra disciplina podría.”Siendo miembros del Instituto Real de Arquitectos de Irlanda y del Instituto Real de Arquitectos Británicos RIBA, Farrell y McNamara han formado parte de la Cátedra Kenzo Tange en la Harvard Graduate School of Design (2010) y la Cátedra Louis Kahn en la Universidad de Yale (2011).