¿Qué necesitas saber si quieres comprar o alquilar una nave industrial?

Actualizado: 17 jun 2021

La decisión de comprar o alquilar una nave industrial es clave para muchas empresas; no solo porque supone una inversión considerable, sino porque hay numerosos factores de la nave y del entorno donde se ubica que pueden afectar a la actividad y la gestión de la empresa.


Y como sabemos que es lo que necesitan nuestros clientes, aquí os dejamos algunos de los factores que debemos tener en cuenta a la hora de escoger una nave industrial.


1. USO DE LA NAVE

Para una buena elección, en primer lugar debemos valorar si vamos a destinar la nave para un uso industrial o comercial (aunque este último es menos frecuente, existe un crecimiento de naves que se destinan para este uso, como son los outlets o las empresas industriales con showrooms).




2. UBICACIÓN

La ubicación de nuestra nave es fundamental para el desarrollo de nuestro negocio.

En primer lugar, deberemos tener en cuenta las infraestructuras que hay en la zona, tanto las comunicaciones como los servicios ofrecidos. Es fundamental, analizar el entorno geográfico en línea con la actividad que vamos a desempeñar.



Asimismo, es muy importante la distancia y la accesibilidad que tenga la nave respecto a nuestros clientes, proveedores y trabajadores.


3. SUPERFICIE

Cuando hablamos de superficie no solo nos referimos al tamaño de la nave en sí, es decir, a los metros cuadrados útiles o totales. También debemos tener en cuenta la altura de la nave, su distribución, las puertas de acceso, etc...



4. ACONDICIONAMIENTO

Para valorar los acondicionamientos de una nave industrial no solo debemos conocer si tiene los suministros básicos (agua, luz o gas) sino comprobar si la potencia contratada es la necesaria para nuestra actividad o si podemos llegar a contratar con las condiciones actuales de la nave. Para ello, es recomendable hacer una lista de requerimientos básicos y opcionales que necesitamos.


5. NORMATIVA

Es imprescindible conocer la normativa municipal y urbanística que afecta a la nave. Es interesante solicitar un Certificado de Aprovechamiento Urbanístico sobre la nave y comprobar que la actividad que vamos a desarrollar se autorizará sin problemas en dicho inmueble.




En conclusión, escoger una nave industrial es un proceso complejo, donde debemos valorar todos los factores y opciones que se nos presenten, pero no por ello debe ser complicado.